El Mejor Portátil Gaming 2018: Todo lo que debes saber

Portátil GamingLos portátiles gaming ha recorrido un gran camino en los últimos años. Ya no son unos enormes motores de reacción o dos que necesitan hacer frente a la salida de calor de los chips gráficos móviles. En cambio, los notebooks se han hecho considerablemente más finos para ofrecer unos gráficos al mismo nivel que los sobremesa en un factor de forma realmente portable.

Esto es gracias en buena parta a las tarjetas gráficas Pascal de Nvidia. La serie 10 de tarjetas gráficas son mas potentes y eficientes que nunca. Con velocidades de frecuencia más altas y salida de temperaturas más bajas que en las generaciones anteriores, ahora es posible contar con una gráfica GTX 1060 o GTX 1070 en portátiles que miden en torno, o incluso menos, a 2,5 centímetros de grosor. Aún mejor, estas tarjetas de la serie 10 no son variantes móviles reducidas, sino que cada bit es tan potente como sus homólogos de sobremesa. Llevando las cosas un poco más allá, la filosofía del nuevo diseño Max-Q de Nvidia sacrifica un poco de rendimiento para tener unos requerimientos de potencia incluso menores. Estos sistemas son delgados, ligeros y silenciosos, y aún así potentes. Encontrarás nuestra opción preferida en esa categoría aquí, y también tenemos una guía de compra dedicada a los Max-Q.

Igual de impresionantes son las pantallas de los portátiles, que cada vez están más cerca en cuanto a características a sus equivalentes para sobremesa. Funciones como unas altas tasas de refresco, resoluciones de 1440p o 4K y la tecnología G-Sync ya no están limitadas al factor de forma de sobremesa. Y quizá lo mejor de todo es que es posible hacerse con una modesta combinación de estas funcionalidades y rendimiento a un precio nada desorbitado.

En nuestras pruebas para esta guía, hemos probado literalmente un montón de portátiles gaming de diferentes fabricantes de hardware. Hemos limitado nuestra opción general a portátiles con una tarjeta gráfica GTX 1070, ya que los sistemas con esa especificación tienen el mejor balance entre rendimiento, características y precio para la mayoría de los gamers, mientras que la categoría de portátiles baratos se ha limitado a portátiles con gráficas GTX 1060. Para los delgados sistemas Max-Q, nos hemos centrado en las variantes de la GTX 1070 con precios más razonables, pero próximamente tendremos en cuenta los sistemas Max-Q con GTX 1080.

¿Cómo elegir un Mejor portátil gaming?

Portátil GamingLos PC gaming de sobremesa son geniales. Pero por desgracia no son muy fáciles de transportar y es una lata tener que llevarlos de un lugar a otro. También es imposible jugar con ellos en trenes o aviones. Por fortuna, los portátiles gaming han evolucionado mucho. Están disponibles en diferentes formas, precios y configuraciones. La desventaja es que puede ser un poco abrumador comprar un portátil gaming si no has hecho una investigación previa. Es por eso en lo que queremos ayudar. En las próximas líneas encontrarás nuestros 10 consejos esenciales para comprar un notebook o portátil gaming.

Monitor

Hay muchas cosas a tener en cuenta a la hora de evaluar el monitor de un portátil. El aspecto más obvio es el tamaño del monitor. Un portátil gaming pequeño de 14 pulgadas tiene un factor de forma ultraportable hoy en día, mientras que un portátil de 17 o incluso 18 pulgadas será no sólo más pesado, sino también más grueso. También vendrá con componentes más potentes. Aunque no siempre es el caso, ya que fabricantes como MSI o Razer hacen portátiles gaming de 17 pulgadas bastante delgados.

Pero quizá más importante que el puro tamaño físico del monitor es la resolución de su panel. Los 1080p es de lejos la más estándar, y de hecho esa es la que recomendamos para tu portátil, si el gaming es el principal uso que le vas a dar. Aunque los portátiles gaming vienen hoy en día equipados con tarjetas gráficas equiparables a las de sobremesa y algunos incluso con pantallas 4K, la resolución sigue siendo realmente exigente para el hardware moderno. No nos malinterpretes, el 4K es fantástico para ver videos (para el limitado catálogo de video 4K que hay disponible), pero simplemente exige demasiado al hardware de hoy para ser una recomendación segura. En la actualidad, harías mejor en ahorrar ese dinero. ¿Y qué hay de la resolución 2560×1440, te preguntarás? Aunque los paneles de 1440p pueden parecer interesantes, la mayor parte de fabricantes de portátiles parecen haberse saltado esa resolución, ya que no es muy común al margen de los móviles, tablets y monitores de sobremesa.

Lo siguiente que hay que considerar sobre el monitor es si usa la tecnología IPS (in-plane switching) o TN (twisted nematic). Los paneles IPS por lo general tienen un precio un poco más caro, pero valen la pena debido a que esta tecnología premium ofrece un mayor rango de ángulos de visión y una precisión superior en los colores desplegados. No solo los colores resaltan más, si no que también su uso es optimizado en caso de que sean usadas para tareas relacionadas con edición de foto y video profesional. Como referencia, los smartphones usan predominante los displays con tecnología IPS.

Una vez considerado lo anterior, hay que considerar el “refresh rate” de un monitor, que viene siento la cantidad de cuadros por segundo que puede desplegar. Esta especificación está dada en Hertz. Si tienes un monitor de 60Hz (que es el “refresh rate” más usado en el mercado, por mucho), no importa si tu GPU puede renderizar juegos a 100 cuadros por segundo, debido a que tu monitor fijará los cuadros por segundo desplegados al “refresh rate” de tu pantalla. Aunque es más común que los monitores de escritorio tengan frecuencias más altas a los 60Hz, algunas laptops para gaming sí ofrecen “refresh rates” mayores a 60Hz. La atractiva Sager NP9870-S ofrece un display de 75Hz, lo que te permite visualizar hasta 75 cuadros por segundo. Más allá de ésta especificación estática en los monitores, hay una tecnología emergente llamada “variable refresh rate”. Esto le da la tarea a la tarjeta de video de regular el “refresh rate” del monitor. Lo que esto significa para ti es que observarás una transición más suave entre cada cuadro sin causar desgarramiento de pantalla, incluso en cuadros por segundo bajos. Esto hace que 30 cuadros por segundo se vean mucho más fluidos que sin la tecnología antes mencionada. Si nunca has visto esta tecnología, esto puede sonar como magia negra, ¡Pero realmente funciona! Por parte de Nvidia, está “G-sync”. Su contraparte AMD presenta “FreeSync”.

Trackpad

Aunque lo más probable es que uses un ratón cuando estés jugando videojuegos, esto no significa que deberías conformarte con un trackpad mediocre. Desafortunadamente, es muy difícil medir qué tan bien se siente un trackpad a menos que lo uses tu mismo. Si no puedes probar uno en una tienda o en la casa de un amigo, entonces revisa las reseñas en línea. También deberías investigar si tiene todas las características que buscas. ¿Se puede desplazar la pantalla con dos dedos? ¿Permite el zoom con pellizcos? ¿Tiene los botones debajo del trackpad o son botones físicos separados? Algunas laptops gaming, como la Serie 14 de Alienware, incluso incluyen trackpads que brillan de colores. Definitivamente no es lo más importante, pero puede satisfacer tu obsesión con Tron.

Teclado

Un buen teclado ofrecerá un buen sentido de fuerza de actuación y como los teclados mecánicos de escritorio, debería sentirse más responsivo debido a esto. Un mal teclado para laptop se sentirá demasiado suave y pastoso. Esto ocasionalmente te hará dudar si presionaste o no la tecla que querías usar. Aunque MSI hace un monstruo de laptop gaming que hasta incluye teclado mecánico, definitivamente esto no es necesario y es ciertamente exagerado para el gaming en laptop.

Aunque no es lo más importante, muchos teclados gaming incluyen retroiluminación. Esto puede ayudarte a teclear en la oscuridad en esas sesiones de gaming que duran hasta la madrugada. Los teclados más refinados incluso incluirán retroiluminación RGB. Es un buen detalle, pero no deberías sentir la necesidad de gastar más dinero por esta característica.

Bocinas

Portátil GamingHoy en día es muy difícil encontrar bocinas horrendas en las laptops gaming. No estamos sugiriendo que todas serán sorprendentes, pero la mayoría de ellas ofrecen una cantidad de potencia sónica decente. Además si estás en una sesión intensa de gaming, lo más probable es que usarás un headset comoquiera, pero es importante notar que algunas laptop gaming incluyen subwoofers en la parte inferior, los cuales te permitirán disfrutar más de los bajos para adentrarte más en el juego.

Tamaño y Peso

Contrario a la creencia popular, delgado no siempre es lo mejor. Mientras que una laptop de 4 libras y con 1 pulgada de grosor es buena para portabilidad, será más propensa a sobrecalentarse y a limitar su desempeño. Además, generalmente son menos poderosas que las bestias que son sus hermanos. El tamaño de la laptop también puede impactar en el ruido que hace. Entre más se calienta, los ventiladores tendrán que acelerarse más para enfriar los componentes, por ende, volviendo el equipo más ruidoso. Así es que todo se resume a elegir lo que más te convenga: Si usas programas que no son tan demandantes como League of Legends, Counter-Strike e incluso Dota 2 y quieres algo portable, lo mejor es que elijas una unidad delgada. Pero si lo que tú quieres es jugar videojuegos que demanden más gráficos y procesamiento como Battlefield 4 y Metro Last Night además de durarte por varios años (debido a que los equipos de computo que están calientes la mayoría del tiempo tienden a tener un menor tiempo de vida), elegir la unidad más pesada y robusta puede ser una mejor inversión.

Puertos

Al comprar una laptop, asegúrate de preguntarte si tiene todos los puertos que necesitas. ¿Puede acomodar todos los dispositivos que planeas utilizar al mismo tiempo en los puertos USB? ¿Cuántos puertos USB 3.0 y cuántos USB 2.0 tiene? ¿Ofrece un puerto USB tipo C? ¿Tiene un lector de tarjetas SD? ¿Qué hay de la conectividad DVI/HDMI/VGA para tu monitor? ¿Incluye un puerto para ethernet? Asegúrate de no olvidar este factor al revisar laptops que te llamen la atención.

CPU

Si vas a jugar videojuegos, definitivamente requieres de una laptop con un procesador quad-core Intel. Cualquier procesador arriba de 4 núcleos por lo general está sobrado cuando se trata de gaming, debido a que los juegos que se están desarrollando en la actualidad no están optimizados para funcionar con ellos. Además del número de núcleos, otro dato importante que hay que revisar es la frecuencia. Esto describe qué tan rápido corre el CPU. Por ejemplo, el i7-7700HQ es un procesador con una frecuencia base de 2.8GHz, pero puede ser forzado a su frecuencia máxima de 3.8GHz si es que es necesario. Más allá de eso, hay chips Intel que cuentan con “hyperthreading”, lo cual lleva al procesador todavía más allá de estos valores pero tiene de muy poco a nada de impacto en la gran mayoría de los juegos.

Vale la pena mencionar que algunos fabricantes de laptops son capaces de meter grandes componentes que se usan en computadores de escritorio potentes en un chasis de laptop relativamente grande. A menos que estés buscando reemplazar tu computadora de escritorio, estarás pagando una cantidad significativamente mayor por un rendimiento que por lo general estará muy sobrado.

RAM

Para gaming, asegúrate que por lo menos estás usando 8GB de RAM o más. Si usas Google Chrome frecuentemente, tu RAM será devorada por dicho programa, por lo que no sería una mala idea optar por una alternativa con 16GB de RAM. Cualquier cosa mayor a eso es innecesaria para videojuegos. También recomendamos conectar tu RAM en el modo “dual-channel”. Esto significa que usarás 2 tarjetas para generar el mismo RAM que una. Debido a esto, el ancho de banda de transferencia será mucho mayor. En cuanto a la velocidad de la RAM, con tal de que uses una de 1600MHz o más (que es lo que ofrece la gran mayoría de laptops gaming) no tendrás problemas. Aunque una velocidad de RAM mayor puede ser factor en la calidad de los gráficos en laptops que utilizan chips de gráficos integrados, este no es el caso para laptops con un procesador de gráficos discreto .

Tarjeta de Gráficos

Hablando de las tarjetas de gráficos discretas, Nvidia parece dominar el terreno cuando se trata de GPU’s móviles. Si quieres jugar a 1080p y con ajustes de video de alta calidad, recomendamos elegir a la GeForce GTX 1050 Ti. Aunque si tienes pensado usarla al límite en tus sesiones de gaming con juegos altamente demandantes, te recomendamos decidirte por la GTX 1060. Si no necesitas el mejor rendimiento posible, un GPU más accesibles sería el GTX 1050. Especialmente si tus juegos no demandan mucha memoria gráfica, tal como es el caso de League of Legends o Counter Strike GO. Incluso los gráficos integrados Iris Pro de Intel cumplirán con la tarea.

Si quieres algo más potente que te permita tomar ventaja del monitor de alto “refresh rate” que tiene tu laptop, te recomendamos elegir algo que incluya una GTX 1070. Y si eres aún más ambicioso y quieres jugar a resoluciones de 4k, te recomendamos una laptop con una GTX 1080.

Otra característica importante a la que hay que dedicarle algo de atención es cuánta VRAM (RAM de video) tiene el GPU. Hoy en día, 2GB de VRAM GDDR5 es decente para 1080p, y de 4GB en adelante es bueno para laptops con displays de resoluciones significativamente mayores. Tener más VRAM prueba ser ventajoso al manejar las texturas en los videojuegos o cuando usas resoluciones mayores a las comunes.

Almacenamiento

Los discos de estado sólido (SSD) son un requerimiento. Hay un dicho que yo uso frecuentemente: “Los amigos no dejan que sus amigos compren computadoras sin un SSD”, y eso aplica tanto para laptops como para computadoras de escritorio. Lo ideal es tener un SSD de 240GB o mayor y aparte un disco duro HDD para almacenamiento masivo.

Si no puedes conseguir un disco de esa capacidad, al menos deberías conseguir uno de 120GB para almacenar ahí el sistema operativo. Esto le permitirá a tu laptop encender mucho más rápido (creo que llega a encender en 14 segundos o menos) y hará que el sistema se sienta más responsivo en general. Ojo: No caigas presa del marketing de los SSD’s híbridos. Estos vienen siendo un HDD con un pequeño SSD embebido para almacenar en caché. Aunque si son un poco más rápidos que los HDD’s, son mucho más lentos que los SSD’s puros.

Si quieres algo aún más rápido, puedes conseguir una laptop con dos SSD’s y tener ambos configurados en RAID 0. Una desventaja es que si alguno falla, los datos en el otro tampoco podrán ser recuperados. El beneficio es que puede llegar a doblar la velocidad de transferencia de datos.

Los SSD’s vienen en una variedad de formas, que incluyen los tradicionales SSD’s de 2.5 pulgadas (como los que instalarías en una desktop) o incluso los más pequeños mSata y M.2. Los SSD’s M.2 ahora están usando el protocolo más rápido, el NVMe, que puede ser hasta el doble de rápido que 2 SSD’s que usan el protocolo SATA configurados en modo RAID 0. Un buen ejemplo de este tipo de SSD’s es el 960 Evo de Samsung. Los SSD’s con NVMe si conllevan un costo adicional, por lo que hay que recordar que no son lo más primordial en tu sistema por ahora.

Nuestra recomendación

1. Asus ROG GL502VS-GZ427T (La laptop más ligera con GTX 1070)

Gracias la serie GeForce 10 de Nvidia, las laptops ya pueden llegar a ser una alternativa a las desktops gaming hoy en día. Para aquellos que buscan portabilidad pero no quieren sacrificar el desempeño de los gráficos en sus videojuegos, hay una gran cantidad de opciones viables en el mercado cubriendo una amplia gama de precios y niveles de desempeño.

El Asus ROG Strix GL502VS se encuentra entre los portátiles de gama alta tanto por su rendimiento como por su rango de precio. Este no ofrece dentro ninguna ridícula configuración de GPU dual, pero su discreta tarjeta gráfical GeForce GTX 1070 ofrece un rendimiento mejor que el de tu típico portátil “gaming” o incluso que el de tu equipo de sobremesa. Esta GPU es realmente potente, siendo capaz de ir desde los 60 a los 120 FPS y ofrecerte unos parámetros de 1080p, está claro, que no deberías esperar menos de un portátil con este elevado precio. Aquellos interesados en el uso de monitores externos, estarán contentos de saber que la GTX 1070 es lo suficientemente potente para 1440p, lo que resulta verdaderamente increíble considerando que se trata de un portátil de 15,6 pulgadas.

Aquellos que estén considerando otras opciones específicas para “gaming”, deben saber que de media la GTX 1070 es un 38% más rápida que la GTX 1060, esta ventaja llega a incrementarse hasta un 60% en determinados juegos que resultan ser muy exigentes. Aquellos que provengan de una GTX 970M y que estén buscando actualizar su equipo, deben ser conscientes que doblaran los niveles de velocidad y funcionamiento.

Asus ROG GL502VS-GZ427TEl Core i7-7700HQ funciona según lo esperado, teniendo en cuenta que este es el chip de cuatro núcleos más popular de Intel, además este equipo también te ofrece 16GB de RAM. En mi unidad de prueba, conté con un disco duro de 256GB SATA SSD, aunque este no ofrece un funcionamiento igual de bueno que el de otros portátiles ”gaming”. Este no tiene un impacto demasiado grande en el funcionamiento de los juegos, pero sería genial que ofreciesen algo mejor a este respecto, sobre todo en una maquina ubicada en la gama alta.

Me gusta la inclusión de un monitor 1080p 120 Hz G-Sync en este portátil, ya que te permite obtener toda la potencia del hardware que se encuentra en esta computadora. La pantalla es luminosa en sí misma, y aunque el funcionamiento en cuanto a colores no es tan preciso como debería de ser para aquellos que trabajan con el color, debemos pensar que este ha sido diseñado para “gaming” por encima de cualquier otro aspecto.

Asus ROG GL502VS-GZ427TExisten algunos otros aspectos con los que desafortunadamente no estoy tan contento. El teclado es uno de estos aspectos, debido a su pobre “travel distance” en un ordenador que tiene 30mm de grosor. El chasis está construido mayormente en plástico, lo que lo convierte en el portátil con la GTX 1070 más ligero del mercado, pero a decir verdad, los materiales parecen baratos y la sensación que transmiten, no es la mejor. Sin embargo, los usuarios que estén buscando portabilidad, estarán felices, debido al compromiso que Asus ha mostrado respecto a esta cuestión.

Quizás uno de los aspectos más atractivo del GL502VS es su precio. A $1,699, resulta $100 más barato que las opciones ofrecidas por MSI y Acer y que también incluyen la GTX 1070. Esta diferencia en el precio ha sido conseguida al sacrificar espacio SSD – el GL502VS viene con 128GB SSD mientras que las otras opciones tienen 256GB SSD – aunque la SSD es una opción modificable , y seguramente aquellos usuarios con un presupuesto apretado estarán dispuestos a sacrificar almacenamiento a cambio de obtener un equipo con la GTX 1070.

Razer Blade Pro – Un portátil “gaming” verdaderamente fino y ligero

El Razer Blade es casi como un equipo salvaje. En cuanto a especificaciones internas ofrece la GPU GTX 1060, que lo sitúa, en competencia directa en la categoría de mejor portátil relación calidad-precio en cuanto su funcionamiento y rendimiento. El único problema es que la principal fortaleza del Blade— portátil para “gaming” verdaderamente fino y ligero que parece prácticamente idéntico al MacBook Pro— le da un precio más alto, cercano a $1,900 por el modelo más barato. Hay muchas cosas en el Blade que nos encantan. Es, de lejos, el portátil más portable, entre todos los que he probado anteriormente, fácil de manejar tanto en mi día a día como en los viajes en los que tienes que pasar los controles de seguridad de los aeropuertos— una característica que resulta difícil de ver en la mayoría de equipos que disponen de una GPU de estas características. Pero, obviamente, estas características también acarrean algunas concesiones. La pantalla es de tan solo 60Hz y no incorpora G-Sync, una característica que , sin duda, esperaría de un portátil con este rango de precio. Tampoco incorpora un puerto dedicado a Ethernet, aunque este problema puede ser resuelto usando un dongle USB. “Performance-wise”, nos ofrece resultados similares respecto a otros portátiles con la GTX 1060, aunque desafortunadamente, algunos de los ventiladores resultan un tanto ruidosos. Una vez dicho todo esto, me gustaría reafirmar que soy un gran fan de este equipo. Si estás buscando un “ultrabook” con GPU, el Blade es una fuerte y potente opción que no deberías descartar.

Lenovo Y520 – un portátil “gaming” de gama media a un precio asequible

Lenovo Y520Al comienzo del año, Lenovo anunció la salida al mercado de la serie de ordenadores Legion, con la intención de buscar una identidad más definida para sus equipos “gaming”. El Legion Y520 es el primer equipo de la línea que ha llegado a nuestro laboratorio, y podemos decir que hemos encontrado muchas cosas que nos gustan.

Tanto la CPU, GPU, memoria y almacenamiento del Y520 pueden depender de tus preferencias,: Core i5 o i7; GTX 1050, GTX 1060 o GTX 1070; 8GB o 16GB de RAM, disco duro de 512GB, 1TB o 2TB, todo depende de cuánto y como quieras castigar tu cartera: ya que el precio del Y520 va desde los $780 hasta los $1,529.

El diseño del Y520 es más parecido a un B-2 Spirit. Con su fino y alado perfil, el Y520 se parece más a un bombardero que a un portátil. No oculta nada en el interior, aunque: los acentos rojos en las teclas y en el “touchpad” hacen que se parezca a una maquina destinada a juegos ultra violentos. Ni tan infantil (MSI) ni tan serio (Origin), el Y520tiene una estética realmente sorprendente, que otros portátiles son incapaces de encontrar. La parte inferior del Y520, tiene los respiraderos suficientes, estos evitan que la parte inferior sea víctima del sobrecalentamiento y la mantienen relativamente fría durante su uso.

Hablando de altavoces, el Y520 ofrece lo esperado en un portátil de precio medio, unos altavoces decentes. Estos pueden elevar volumen, pero no las “jams”: el audio es metálico y los bajos ligeros.

Con el Y520, todo empieza y acaba con el precio. Los dispositivos para “gamers” Lenovo son son capaces de competir sobre todo por su precio. A estos les pueden faltar algunas de las súper características que encuentras en los portátiles de alta agama (customización de las teclas; altavoces potentes; pantalla dinámica), pero al final, este portátil cumple con su misión principal: ser capaz de jugar a cualquier juego, sin pagar un precio desorbitado.

De todas maneras, el Y520 no está desprovisto del todo en cuanto a características Es capaz de mantener una baja temperatura y de no generar mucho ruido, además su teclado, aparte del pad numérico, es bastante cómodo, incluso para satisfacer a usuarios de empresa. Su principal punto débil – una pantalla negra y triste– no resulta dramático.

Los “gamers” con un presupuesto limitado deberían tomar nota de este producto: el Y520 es una de las mejores opciones que puedes encontrar. Lenovo ha comenzado su aventura en esta nueva serie de forma correcta. Esperemos a ver que nos deparará en el futuro la línea Legión.

HP OMEN 15

HP se hizo mayor dentro del mundo de los ordenadores para “gaming” gracias a su línea Omen, estrenada el año pasado, dándonos en el proceso algunos flashbacks que nos trajeron a la mente al antiguo VoodooPC. Desafortunadamente este portátil supone un retroceso respecto al notebook Omen que HP lanzó al Mercado en el 2014. Este año la compañía decidió cambiar las cosas por completo. El nuevo Omen 15 ha conseguido arreglar y solventar todas las cosas que fallaban en el modelo anterior, gracias a un diseño más estilizado y a un casco de VR con suficiente potencia gráfica. No consigue destacar dentro del creciente y saturado mercado de portátiles para “gaming”, pero permite que Hp siga estando dentro del mismo.

El HP Omen 15 es todo lo que podíamos esperar y queríamos de la línea “gaming” de HP. Tiene una buena apariencia, es lo suficientemente rápido para correr la mayoría de juegos 1080p, además, es capaz de soportar VR (con una actualización de gráficos). Aunque realmente nos hubiera gustado una mayor potencia gráfica para poder ejecutar los juegos decentemente en 4K, la mayoría de “gamers” estarán satisfechos con lo que el Omen 15 ofrece.

El nuevo Omen 15 tiene un diseño más agresivo, “avión de combate” que enfatiza las líneas definidas y los ángulos en lugar de extremos redondeados. A siempre vista serás capaz de saber de qué se trata de un ordenador diseñado para “gaming”, algo que, sin duda, lo hará más tentador para aquellos “gamers” entusiastas de la apariencia.

La carcasa del Omen 15 sigue estando fabricada en plástico – no de aluminio mecanizado como el maravilloso modelo de 2014 – pero tiene una apariencia sólida y robusta. La apariencia es toda negra y carmesí, con un toque de falsa fibra de carbón. En líneas generales podemos decir que se trata de un equipo estéticamente elegante.

Con 5.68 libras de peso, se encuentra entre los portatiles “gaming” más ligeros. Aunque definitivamente, no confundirás al Omen 15 con un equipo ultraligero, si bien es fácil de llevar de un lado para otro. Adicionalmente, HP ha aplicado la filosofía de diseño de NVIDIA’s Max-Q, es por esto que resulta fácil de transportar.

HP OMEN 15En cuanto a conectividad y puertos, el Omen 15 incluye tres conexiones USB 3.0, un enchufe USB-C con conectividad opcional para Thunderbolt, un lector de tarjetas SD y un Jack para Ethernet. También incluye una conexión HDMI y puerto Mini Display para salida de video. En caso de querer actualizar el equipo en el futuro, podrás quitar la parte inferior del ordenador, para poder manipular el disco duro y la memoria RAM – al menos en teoría, ya que cuando intente abrirlo por mí mismo, algunos de los pequeños destornilladores no consiguieron hacer ceder la tapa.

El Omen 15 funciona gracias a una CPU Intel i7-7700HQ y tu elección de tarjeta gráfica NVIDIA GTX 1050, 1050Ti o 1060. El portátil también incluye una memoria RAM de 8GB o 16GB deRAM, además podrás elegir entre una variada cantidad de opciones SSD, para asegurarte de que tendrás espacio suficiente para todos tus juegos

En general, este modelo ofrece un potencial mucho mayor que el del año pasado. Si una de tus prioridades es poder utilizar el modo VR, deberás hacerte con la versión GTX 1060 para ser capaz de ejecutar “Oculus Rif”t o “HTC Vive”. Siendo verdad que el modelo tiene de por sí suficientes puertos USB para soportar el casco VR y los sensores que lo acompañan, pensamos que la potencia extra de la GTX 1060 es necesaria para asegurarte de que los juegos van a correr fluidamente. VR no es como cualquier otro tipo de “gaming”: Algunos frames de menos podrían echar a perder tu experiencia de juego.

Lee mas:
Mejores Ratones Gaming
Mejor Silla para Gaming

Start a Conversation

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *