Mejor Placa Base para Gaming – Guía de Compra 2018

Mejor Placa Base para Gaming Vamos a echar un vistazo a las mejores placas base para gaming de 2017. Al hablar sobre PCs gaming, la mayoría de la gente siempre intenta comprar la mejor tarjeta gráfica que pueden pero a menudo pasan por alto un componente importante en cualquier PC gaming: la placa base. La placa base es una parte esencial en un PC, ya que alberga los componentes más importantes de tu equipo, como la tarjeta gráfica, la CPU, etcétera.

En 2017, la línea actual y más popular de procesadores es la de los nuevos procesadores Kaby Lake de Intel, sucesores de la línea Skylake. Ambos usan el mismo chipset de placa base, por lo que puedes comprar simplemente una placa base que soporte el socket LGA 1151 y ya estás listo.

Ahora, al igual que con otros componentes gaming, hay muchas placas base disponibles en el mercado dirigido al público general. Hay placas base baratas y muy asequibles perfectamente válidas para aquellos con escaso presupuesto. También hay placas base gaming de gama media que soportan algunas excelentes funcionalidades y, por supuesto, también existen placas base muy caras que son perfectas para overclockers.

En este artículo vamos a ver las placas base más populares de este 2017. Debes tener en cuenta que todas las placas base que aparecen en este artículo soporta procesadores Kabylake y Broadwell-E, con retrocompatibilidad sólo con Skylake. Hemos dividido las placas base gaming según su precio, de forma que puedes buscar rápidamente cuál es la mejor según tu presupuesto. Pero antes de comprar una placa base, ¿en qué debes fijarte realmente cuando vayas a elegir una? Aquí dejamos algunos de esos factores que debes mirar cuando vayas a comprar una Placa Base para un PC Gaming:

Ahora que ya sabes los factores que tienes que mirar antes de comprar tu placa base gaming, te vamos a sugerir algunas de las más populares de las disponibles en el mercado. Las hemos agrupado en distintos rangos de precio para que puedas navegar fácilmente por ellas. Lo importante es saber que hay placas base para todo el mundo. ¿Quieres una placa base económica, para poder gastar más dinero en una tarjeta gráfica? Hay una placa base para ti. ¿Quieres una placa base con una buena relación calidad-precio? También hay una para ti. ¿Y qué tal esas placas base de gama alta que ofrecen todo lo posible? También hay placas base gaming de gama alta. Así que, sin más preámbulos, estas son nuestras recomendaciones sobre las distintas placas base gaming según su precio:

Mejores Placas Base para PC Gaming 2017 – Todas las Placas Base

Placas Base Gaming Kaby Lake Económicas

Comenzaremos con algunas de las mejores placas base gaming económicas del mercado. Estas placas base son perfectas para aquellos que no quieran gastar mucho dinero en una placa base gaming porque prefieran gastarlo en otra cosa, como la tarjeta gráfica, por ejemplo.

1. MSI B250M Mortar

Mejor Placa Base para Gaming La MSI B250M Mortar es fácilmente la placa base más atractiva dentro del rango de las asequibles, y viene con todas las funcionalidades esenciales que necesitas para configurar un equipo gaming decente. Este modelo cuenta con un diseño de colores negro, gris y rojo con LEDs, que lo pone por delante de sus rivales en términos de estética.

Este modelo renuncia al tope de línea de los chipset Z270, lo que lo hace muy asequible, al menos $50 menos comparado con modelos del siguiente nivel. Aún así, obtienes 12 PCIe, que son suficientes para una tarjeta gráfica y un SSD M.2 para un rendimiento óptimo.

La MSI B250M Mortar está bastante bien equipada, ya que cuenta con dos ranuras PCIe para tus componentes y una gran variedad de puertos USB y SATA para almacenamiento y periféricos, permitiendo a los usuarios crear un equipo gaming de lo más completo.

Dado que se trata de un modelo Micro-ATX, los usuarios pueden explorar sistemas más compactos para escritorios más pequeños y un menor uso de energía sin perder por ello rendimiento y satisfacción.

2. Asus H110M-A/M.2

Mejor Placa Base para Gaming El Asus H110M-A/M.2 pertenece a la anterior generación, ya que aún utiliza el chipset H110 para Skylake. Para usar tu nuevo procesador Kaby Lake con este producto deberás actualizar su BIOS a la última versión para permitir la compatibilidad.

Puede que encuentres extraño que hayamos incluido esta placa base entre modelos con chipsets más nuevos, pero mirando su precio y teniendo en cuenta su calidad y la fiabilidad que Asus asegura, es difícil ignorar esta opción tan barata.

Si eliges la Asus H110M-A/M.2, puedes olvidarte de las funcionalidades más nuevas de los chipsets 2XX como la memoria Intel Optane, además de que tu RAM tendrá un límite de velocidad más bajo. Pero no te preocupes, porque perder estos extras es algo casi imperceptible en cuanto a rendimiento gaming, ya que aún sigues teniendo las características fundamentales que necesita un PC común.

La Asus H110M-A/M.2 viene ahora con una ranura M.2 para un incremento extra en las velocidades de lectura y escritura, de forma que tus tiempos de carga serán menores, y los juegos se iniciarán más rápido. También obtienes una completa variedad de conexiones que pude que necesites, como cuatro puertos SATA 3 y USB 3,0, además de códecs de Audio HD de Realtek.

La H110M-A/M.2 parece un modelo muy básico, pero con el dinero que ahorras con ella puedes comprar una gráfica mejor o un buen disipador, haciendo posible alcanzar el objetivo de construir un buen equipo gaming con un bajo presupuesto.

3. Gigabyte GA H270-HD3

Mejor Placa Base para Gaming Si quieres gastar algo más dentro de esta categoría, puedes ir por la Gigabyte GA-H270-HD3, que cuenta con un chipset Kaby Lake mejorado. Este modelo es el único que soporta AMD Crossfire en esta categoría, así que si estás planeando montar un equipo con dos RX480 para poder jugar en 4K sin gastar demasiado, esta es tu mejor apuesta.

La Gigabyte GA H270-HD3 soporta ahora hasta 64GB de RAM DDR4, además de tener dos ranuras PCIe x16 para una configuración de doble tarjeta gráfica. También tiene una ranura M.2 para un dispositivo de almacenamiento ultra rápido, y seis puertos SATA 6Gbps para discos dedicados a copias de seguridad.

Gigabyte también ha añadido atractivos extras, como la compatibilidad con Easy Tune, un fácil acceso a la bios UEFI y un LED ambiental para unos discretos efectos luminosos. Por un precio de menos de $100, este modelo dispone de una buena colección de funcionalidades que puede competir con otros modelos rivales que cuestan mucho más por adornos innecesarios.

La Gigabyte GA H270-HD3 es una placa base ATX, lo que significa que cabe en cajas de PC de tamaño medio o estándar. Hay mucho más espacio en esta placa completamente negra, así que puedes instalar disipadores más grandes si quieres preservar la vida útil de tu CPU añadiendo un extra de refrigeración.

Mejores Placas Base Kaby Lake de Gama Media

La categoría de gama media es donde la competencia entre las distintas marcas es más feroz, ya que es donde tanto los usuarios entusiastas como los más ahorradores buscan la mejor placa base gaming. Normalmente, los productos aquí incluidos y sus muchas alternativas tiene un precio que sobrepasa los cien dólares o euros.

Todos los modelos de esta categoría tienen ahora los chipsets de gama alta Z270, que permiten fantásticas funcionalidades, como el soporte para varias tarjetas gráficas, más PCIs y ancho de banda de memoria, y muchas más. Esta sección de la guía es la puerta de entrada al mundo de los entusiastas y el overclocking, pero a los precios de los modelos más extremos.

Además, son mucho más fáciles de encontrar, ya que actualmente es el chipset de placa base más popular del mercado y el soporte para estas placas es mucho mayor en comparación con cualquier otro chipset de placa base.

1. Asus Z270F Strix Gaming

Mejor Placa Base para Gaming La Asus Z270F Strix Gaming es uno de los modelos más enfocados a los jugadores de los que aparecen en esta lista, gracias a su gran colección de extras y su innegable rendimiento tanto en benchmarks como en juegos. Para empezar, esta elegante placa base de color negro cuenta con tres puertos PCIe 16x y cuatro sockets PCIe x1, dos conectores M.2 y suficientes conectores para ventiladores para tu sistema de refrigeración.

Además de ser una de las placas base más rápidas en esta categoría, la Asus Z270F Strix Gaming también destaca frente a sus rivales con su chip de sonido SupremeFX, para un procesamiento de audio notablemente mejorado. Incluso sin una tarjeta de sonido dedicada, este modelo cuenta con suficiente potencia para alimentar altavoces y auriculares de gama alta sin ningún problema.

Al margen del sistema de iluminación Asus Aura RGB, otra forma de mejorar la estética de tu equipo es la impresión en 3D de tus propias piezas de diseño para los disipadores de calor y componentes. La naturaleza modular de la Asus Z270 Strix Gaming permite numerosas opciones para mejorar el aspecto de tu PC y hacerlo coincidir con tu esquema de diseño o tus gustos. El pack viene incluso con atractivos extras como posavasos, etiquetas para cables y cobertores para el puente SLI, las ranuras M.2 y el cableado.

Por menos del precio de sus alternativas de gama alta de la línea ROG, la Asus Z270F Strix Gaming aporta un valor tremendo tanto en estética como en rendimiento. Si quieres lucir equipo, esta es la placa base de gama media que necesitas.

2. Gigabyte Aorus Z270 Gaming K5

Mejor Placa Base para Gaming La Gigabyte Aorus Z270 Gaming K5 supone otro fantástico producto, dentro de la gama intermedia, gracias a su amplia lista de características y a su estética. Esta placa base tiene un triple PCle a x16 y x1 que ofrece todo lo necesario a la configuración de tu GPU múltiple, además de PCle como tarjetas de sonido.

Esta opción es un poco más cara que el resto de opciones incluidas en este artículo, pero el dinero extra que pagarás merece la pena si atendemos a las mejoras que experimentaras gracias a la Gaming K5. En primer lugar, esta placa incorpora dos ranuras M.2 y tres conectores SATA Express para el almacenamiento, además también incluye una ranura U.2 como previsión de futuro. La mezcla de los diferentes sistemas de almacenamiento en este modelo, lo convierten en el más rápido en cuanto a velocidad de lectura y escritura, por lo que si tienes almacenado una infinidad de información, esta es sin duda una buena placa base con la deberías contar,

La Gigabyte Aorus Z270 Gaming K5 también utiliza un controlador “Killer Ethernet” y un procesador de audio “Soundblaster X-Fi” en lugar de chips “vanilla”, lo que supone una mejora inmensa en el funcionamiento. Tan solo usando el chip X-Fi obtendrás una excelente calidad, por lo que no necesitarás una unidad de audio extra dedicada para poder obtener un fantástico sonido en tus juegos.

Por último, si valoras la apariencia del dispositivo, la Gigabyte Aorus Z270 Gaming K5 es una de las placas base con mejor aspecto que puedes encontrar dentro de este rango de precios. Este producto incluye unos increíbles disipadores de calor en negro mate y blindaje con diseño angular, además de un montón de luces LED en el enchufe de la CPU, puertos PCIe , y ranuras DDR4.

3. MSI Z270 Pro Carbon

Mejor Placa Base para Gaming Otra buena opción en cuanto a relación calidad-precio es la MSI Z270 Pro Carbon, que abandona los clásicos colores rojo y negro por una apariencia en fibra de carbón negra. Los fans de RGB no deberían inquietarse, ya que la “MSI’s LED Mystic Light” todavía está en juego a pesar del precio asequible que marca su etiqueta.

La MSI Z270 Pro Carbon fue construida sobre el éxito de su predecesora, la Z170, pero la compañía actualizó algunas cosas con la intención de mejorar su utilidad. Este modelo sacrifica sus viejas ranuras USB para incluir más puertos USB 3.1, ranuras M.2 y un procesador de audio mejorado de Realtek.

La Z270 Pro Carbon también ha mejorado la disposición PCB, si la comparamos con la versión Z170, ya que el diseño aparece más relajado y ligero. Aunque con la modificación pierdes una ranura PCIe, pensamos que no la vas a echar de menos.

Para terminar, lo que realmente hace especial a esta placa base, aparte de sus características, es la habilidad para “overclock” el procesador desbloqueado “Kaby Lake “y llevarlo, fácilmente, hasta los 5Ghz. Incluso haciendo “overclocking” tu RAM DDR4 por encima de 3000Mhz es fácil gracias a la potente BIOS. Este aspecto hace de la MSI Z270 Pro Carbon una de las opciones más atractivas para los usuarios con un presupuesto limitado..

4. Asrock Fatal1ty Z270 Gaming K6

Mejor Placa Base para Gaming La Asrock Fatal1ty Z270 Gaming K6 no es el mejor modelo de placa base de Z270 que existe, pero por el precio que tiene, te puede ofrecer unos resultados excelentes.El diseño en negro y rojo debería de satisfacer los gustos de muchos de los “gamers” interesados en este producto. Pero lo que hace que esta opción destaque estéticamente respecto a otros productos es la implementación en la iluminación RGB LED, que se encuentra por debajo de los disipadores de calor y la carcasa, y que provee al producto de un aspecto brillante en lugar de ser fácilmente visible. Este método otorga una iluminación más suave, lo que permite que tus otros dispositivos no queden cegados por la potencia de este.

Una de las mejores cosas acerca de la Asrock Fatal1ty Z270 Gaming K6 es el incluir el sistema dual “Intel NICs” para la mejora del funcionamiento en redes.Ademñas también obtendrás características únicas de “overclocking”, como el botón XMP, opción dual de BIOS , botones “power “ ”reset”, y una visualización de código POST . Todas estas características no son normalmente incluidas e un producto tan asequible como este, hacienda de la Asrock Fatal1ty Z270 Gaming K6 una opción inmejorable para los entusiastas de las placas base.

Esta placa base tiene la capacidad de ofrecerte la posibilidad de utilizar sus características especiales doblemente, ya que incorpora dos ranuras M.2 , dos puertosUSB 3.0, y dos puertos SATA 6Gbps extra, aparte del NIC dual y el BIOS ROMs también dual. La Asrock Fatal1ty Z270 Gaming K6 también te ofrece un Sistema de audio excelente, el cual consideramos que está a la par con sistemas como el ALC1220. El controlador de almacenamiento también ha sido actualizado a un chip de Asmedia, lo que significa estar en posesión de un funcionamiento profesional pagando un precio menor que el de los productos de alta gama.

Una de las principales razones por las que elegimos la Asrock Fatal1ty Z270 Gaming K6 es su excelente “overclocker”. Esto se debe a su diseño de 10-fases VRM con gran calidad y componentes MOSFETs. La compañía ha usado su sistema 12K FP para su producto, aunque normalmente este sistema está reservado para los productos de mayor gama. Podrás utilizar tu procesador “Kaby Lake” más allá de los límites de los “stock clocks” sin preocuparte y disfrutar de los beneficios de todas las características de este modelo de placa base que es ofrecida a un precio realmente competitivo

Las mejores placas base Kaby Lake Gaming de gama alta

1. Asus ROG Maximus IX Formula

Mejor Placa Base para Gaming La competencia en el sector de gama alta comienza con la archiconocida y popular Asus ROG Maximus IX Formula, la última versión en la línea de placas base en las posiciones “top mainstream” de “Republic of Gamers”. Este modelo es uno de las tarjetas Z270 más caras del Mercado, pero su rendimiento y su gran aspecto no pueden ser negados.

La Asus ROG Maximus IX Formula se encuentra entre las mejores placas base en cuanto a la función de “overclocking”, ya que es capaz de alcanzar fácilmente el rango de 5Ghz, esta es sin duda una de las razones principales por la cual muchos entusiastas de las placas base se han vuelto locos durante años. Este es el aspecto crucial de la línea de placas base ROG, por lo que si dispones del dinero, gastarlo en la Maximus IX Formula no es una mala idea.

Los usuarios apasionados por esta tecnología, que quieren obtener la máxima potencia de sus ordenadores, deberían pensar en utilizar un sistema de enfriamiento a través del agua o “wáter cooling”, en lugar del sistema normal. Lo que realmente hace que especial a la ROG Maximus IX Formula es el “Cross Chill EK II” es el bloqueo de agua integrado en el PCB. Puedes integrar fácilmente esta placa base en tu circuito de enfriamiento para mantener sus VRMs y para evitar problemas con el las temperaturas, lo que te permite aumentar exponencialmente el margen de “overclocking” y la vida útil de tu dispositivo.

Asus tampoco se ha olvidado de incluir una serie de características necesarias con ranuras duales M.2, múltiples puertos USB 3., incluyendo algunos en la parte frontal, además de Wi-Fi integrado 802.11ac. La protección I/O está integrada en la tarjeta, haciendo que tenga un aspecto durable, pulcro y robusto. El PCB en sí mismo esta reforzado con una placa posterior, para asegurarse de que la placa no se doblara con el peso de tu GPU o los difusores de calor. Igual de sofisticado que el resto de características, el audio ha sido actualizado a “SupremeFX” con códecs exclusivos para Sonic Studio III y Sonic Radar III.

Podemos decir que la Asus ROG Maximus IX es un caso de diseño excesivo, aunque esto no quiere decir que estéticamente resulte de mal gusto. La mitad de la tarjeta está cubierta con una armadura de aluminio que protege sus componentes o partes más sensibles, el aspecto de esta parte no resulta muy atractivo. Las dos ranuras GPU están reforzadas con metal, por lo que no tendrán problemas en soportar tu GPU. Como guinda del pastel, esta placa base, incluye la línea estética “Asus’s Aura Lighting” , la cual se extienden los lugares perfectos alrededor de toda la placa, haciendo que cada esquina sea merecedora del premio a la “mejor construcción”

2. MSI Z270 XPower Titanium

Mejor Placa Base para Gaming La MSI Z270 XPower Titanium es el producto estrella de la linea “Kaby Lake” centrada sobre todo en un “overclocking” profesional y un alto rendimiento en “gaming”. Este modelo es también considerado único, al usar un esquema de color blanco y titanio en lugar del clásico negro PCBs, que podemos encontrar en la mayoría de los productos de sus competidores.

La MSI Z270 XPower Titanium está especializada en “overclocking” gracias a su “14-phase VRMs” y a su titanio de alta calidad, siendo uno de los componentes con mayor calidad y mejor valorados de la industria. Podrás acceder a esta proeza del “overclocking” de forma sencilla, usando el “OC Dashboard”, que también actúa como un mando externo para poder jugar con el voltaje y otras configuraciones.

Este modelo también incluye una amplia lista de características, al incluir “dual Intel NICs”, puertos USB 3.1 tanto de tipo A como de tipo C, tres ranuras M.2, un puerto U.2 para futuras perspectivas y también ocho puertos SATA 6gbps. La MSI Z270 XPower Titanium también es capaz de soportar gráficos extremos, ya que incorpora cuatro ranuras para Crossfire o dos para SLI. También encontrarás una ranura PCIe 3.0 para accesorios como Wi-Fi o la tarjeta de sonido.

Este dispositivo no utiliza iluminación RGB como decoración, en vez de esta, los usuarios podrán disfrutar de un esquema de colores perfectamente combinados y LEDs de color blanco que el dan una apariencia aerodinámica. Incluso la parte trasera de la PCB incluye una superficie blanca con patrones de líneas trazadas sobre esta, y si las carcasas transparentes se siguen llevando, la Z270 XPower Titanium va a tener la mejor apariencia, la mires por donde la mires.

3. Gigabyte Aorus Gaming 9

Mejor Placa Base para Gaming La Gigabyte Aorus Gaming 9 es la máxima representante en cuanto acumulación de más y mejores características, pero a su vez también representa el producto más caro de esta línea. Para empezar, la “Gaming 9” incluye 16 VRMs exclusivamente dedicados a proporcionar potencia a tu CPU Vcore, por lo que realizar “overclocking” resulta estable y seguro. Al igual que la Z170 Gaming G1 predecesora de la Gaming 9, este modelo también incluye un “EKWB G-Frost Hybrid water block” para prevenir el sobre calentamiento.

La Aorus Gaming 9 hace uso de los componentes más avanzados para asegurarse de alcanzar el mejor de los funcionamientos. Con este modelo, podrás utilizar hasta cuatro tarjetas gráficas en las ranuras PCIe con doble armadura y diseño durable. Además también dispones de ranuras M.2 y U.2 para dispositivos de almacenamiento ultra rápido y del controlador Intel Thunderbolt 3 para los puertos USB-C.

Tu experiencia a nivel de sonido también tendrá un nivel “premium”, ya que la Gaming 9 incluye un BurrBrown de 127dB, un modelo certificado DAC por “Creative’s” 120dB+ categoría, dándole la etiqueta de “Creative ZxRi”. Hablando en cristiano, la solución en cuanto a sonido de la Aorus Gaming 9 es tan buena, si no mejor, que cualquier tarjeta de sonido de alta gama.

Las características prácticas no acaban aquí. También obtendrás ocho cabezales de ventilación con sensores automáticos PWM, un cuadro LCD en el que podrás observar la información relativa a las temperaturas y los voltajes, además de un arsenal de características OC diseñadas para ayudarte a maximizar las capacidades de tu sistema. La protección en color blanco, resulta un cambio de aspecto respecto al típico color rojo y negro, pero podrás costumizar el aspecto de tu equipo según tus gustos, ya que la Gaming 9 incluye las mejores luces RGB LED y controles que hayamos visto en muchas placas base.

Mejores Placas Base Gaming Extremas X99

Las placas base X99 soporta la línea de procesadores Broadwell-E. Estas placas base no son para los consumidores medios, ya que tiene muchas funcionalidades y los propios procesadores son más caros que sus equivalentes Skylake y Kaby Lake. Si quieres construir un equipo entuasiasta con las mejores características que una placa base puede ofrecer, las placas base X99 es la apuesta más segura. De nuevo, las placas base X99 son las más caras del mercado, pero no te preocupes, porque su precio tiene su razón de ser, ya que tienen mucho que ofrecer. Algunas placas base X99 pueden ser más baratas que las placas base gaming de alto nivel que hemos mencionado, pero ten en cuenta que esto sólo se aplica a la placa base de la que estamos hablando aquí; el procesador se vende por separado, y los procesadores Broadwell-E son realmente caros. De todos modos, aquí van nuestras placas base X99 recomendadas:

1. MSI X99A Godlike Gaming

Mejor Placa Base para Gaming ¿Qué es lo que normalmente se te viene a la cabeza cuando escuchas la palabra “Godlike” (divino, en español)? Pues bien, cuando en el contexto de las placas base gaming una compañía usa el término Goldlike, normalmente se refiere a una placa base que tiene todas las funcionalidades que puedas querer jamás.

Esto es evidente en la nueva placa MSI X99A Godlike Gaming. Cuando miras la página del producto de esta placa base, ves al instante que ha ganado un premio por el overclock para RAM más alto posible (4351 MHz). No sólo eso, sino que además esta placa base está colocada constantemente en lo alto de las listas en lo que se refiere a overclockear procesadores. Parte de la razón por la que la X99A Godlike Gaming puede superar a otras placas base X99 del mercado es por su “Turbo Socket”, que añade pins adicionales para mejorar aún más en overclock de la RAM. Esto se traduce en unas salidas de Ring y Frecuencia mayores sobre la mesa.

La MSI X99A Godlike Gaming también viene con un número mucho mayor de fases de potencia y las piezas usadas cuentan con un diseño térmico OC mejorado para asegurar que la solución de refrigeración que instales en tu placa base se utilice siempre en todo su esplendor. El motor OC de MSI mejora aún más el potencial de overclocking de la placa base, ya que te permite hacer configuraciones más ajustadas en el BCLK Según la compañía, puedes establecer el BClK a 100, 125 y 167MHz. Para asegurar que el OC sea estable, la placa base viene con un generador de reloj de que se asegura de que no haya oscilaciones y que el consumo de energía es mínimo.

¿Qué hay del flashing de la BIOS? Sé que mucha gente no está interesada en hacer flash a su BIOS, ya que puede estropear su placa base si se hace de manera incorrecta. Cuando flasheas la BIOS, es necesario que el proceso de flashing no se detenga en ningún momento. Por suerte, la placa MSI X99A Godlike Gaming incorpora la funcionalidad MultiBIOS II. Con sólo pulsar un botón puedes cambiar entre la BIOS A y la B. Un indicador LED también te ayuda a distinguir qué BIOS está activa en cada momento. Si actualizas la BIOS y el proceso de detiene por algún motivo y produce un error, la BIOS B te ayuda a salir del paso. Todo lo que tienes que hacer, por lo tanto, es hacer flash de una copia de la BIOS y asegurarte de que no vuelve a interrumpirse.

Esta placa base gaming también cuenta con la función de iluminación Mystic de la compañía, que te permite disfrutar de la estética de la placa gracias a su iluminación RGB. Lo mejor de Mystic light es que viene con un software y una app conjunta. Si no quieres ajustarlo a través de tu ordenador, puedes cambiar la iluminación directamente desde la app en tu smartphone. Soporta dispositivos tanto iOS como Android.

Hablando del diseño, la placa MSI X99A Godlike Gaming cuenta con un atractivo acabado en negro mate con elementos rojos. También puedes ver la palabra “Godlike” grabada en el panel IO, lo que significa que esta placa base es una de las mejores. Me gustaría añadir que la placa está completamente reforzada, lo que significa que este modelo viene con capacidades de refrigeración mejoradas y los materiales usados en su construcción son durables. MSI también ha incluido una protección para las tarjetas gráficas, con el fin de evitar que se caigan o deformen.

En cuanto a conectividad, la placa base Godlike Gaming cuenta con el mecanismo Killer Doubleshot-X3 Pro de Rivet Network. Básicamente, tienes dos puertos Ethernet y un adaptador Wi-Fi. Todo ello funciona de forma conjunta para ofrecerte una experiencia gaming sin retardo. Evidentemente, el retardo que puedas experimentar (si experimentas alguno) también depende de otros factores, como la localización del servidor de tu juego, entre otras cosas.

Un detalle muy interesante en lo referente a la salida de audio de esta placa base es que si usas unos auriculares conectados por USB, puedes estar seguro de que cuando conectes otros dispositivos USB a tu PC, la salida de audio permanecerá estable. Esto se debe al “USB Audio Power” de MSI, que otorga a todos los puertos USB unos consistentes 5v de potencia en todo momento.

La MSI X99A Godlike Gaming es una fantástica placa base y presume de un buen rendimiento al hacer overclocking.

2. Asus ROG Rampage V Edition 10

Mejor Placa Base para Gaming Asus sabe realmente cómo embellecer un componente de PC en particular, y eso resulta evidente en su Asus ROG Rampage V Edition 10. Al tratarse de una edición del décimo aniversario, la compañía se ha asegurado de que no sólo cuenta con algunas impresionantes funciones, sino que también se han cerciorado de que el apartado estético también es de primera clase.

La Rampage V Edition 10 soporta el socket LGA 2011-V3 y dispone de algunas especificaciones bastante impresionantes. Lo primero de lo que vamos a hablar es el diseño. La Asus ROG Rampage V Edition 10 tiene un aspecto absolutamente increíble. El negro es la norma general en esta placa, y existen elementos grises y naranjas repartidas por la placa.

También hay buenas noticias para los overclockers. ¿Sabías que la Asus ROG Rampage V Edition 10 ha batido numerosos récords del mundo de overclocking? Además, la compañía asegura que esta placa base en concreto ha conseguido 12 primeros puestos en competiciones de overclocking. Si no crees a la compañía, echa un vistazo a HWBOT.org y compruébalo por ti mismo.

¿Qué hace a esta placa base en particular tan buena para el overclocking? Para empezar, hay interruptores y botones en la propia placa que te permiten solucionar de forma rápida cualquier ajuste de overclock problemático. Por ejemplo, si tu ordenador no realiza el POST (power-on-self-test, o el proceso de verificación del hardware), puedes simplemente pulsar el botón “ReTry” e instantáneamente se reiniciará el equipo sin ninguna complicación más. O, si sospechas que un módulo RAM en particular está defectuoso y no quieres desinstalarlos uno por uno, puedes pulsar el interruptor de un módulo específico en la placa base para desactivar este módulo RAM defectuoso.

Además, Asus te brinda un poder total, ya que la Rampage V Edition 10 está diseñada para exprimir el rendimiento del procesador Broadwell-E hasta la última gota. Según la compañía, puedes experimentar hasta un 44% más de rendimiento por módulo, un 62% más de eficiencia de memoria y una puntuación un 28% más alta en benchmarks sintéticos. Por supuesto, la RAM también puede ser overclockeada hasta un máximo de 3333MHz gracias a la segunda generación de T-Tipology de Asus. Esta función permite a la RAM rendir al máximo sin comprometer estabilidad ni eficiencia.

Por supuesto, el audio también es importante para los gamers. Es por eso que la placa base gaming Rampage V Edition 10 está equipada con ESS ES9018K2M DAC así como el amplificador de auriculares TPA6120A2 y el LM4562 Op-Amps para brindar una experiencia sonora realmente inmersiva. Y, si emites juegos en streaming, seguro que te gustará saber que esta plca base también viene con el SupremeFX Hi-Fi Cirrus Logic ADC que ayuda a mejorar la calidad de grabación del audio.

Para aficionados al SLI y el Crossfire, la placa base soporta 4-Way SLI y 4-Way Crossfire. Las gráficas no quedan colgando en ningún momento gracias a la función pendiente de patente “SafeSlot”, que promete una protección 1,6 veces mayor contra la fuerza de retención y una protección 1,8 veces mayor contra roturas.

Cosas a Tener en Cuenta al Comprar la Mejor Placa Base Gaming

1. Factor de Forma. Lo primero que debes tener en cuenta al comprar una placa base gaming es su tamaño. Actualmente hay tres tamaños populares de placa de base, aunque hay otro mucho más grande pero que no le conviene comprar a mucha gente. Los tres tamaños de placa base más populares son ATX, mATX y mITX. La ATX es la placa base de tamaño estándar, que contiene todos los elementos más comunes, como ranuras PCIe completas y otras muchas funcionalidades.

Las mATX, o microATX, son unas placas mucho más pequeñas que sacrifican algunas cosas, como las ranuras PCIs en favor de una placa base más pequeña. También suelen ser mucho más baratas que las ATX estándar. Y finalmente, las mITX, o mini-ITX, son las más pequeñas de las tres, y normalmente miden sobre 170mmx170mm.

Son relativamente eficiente en cuanto a uso de energía, y dado su pequeño factor de forma, hay muchas ajas entre las que elegir. Por supuesto, la desventaja es que cuentan con muchas menos funcionalidades que las placas base de los dos tamaños anteriores, pero cada uno tiene su público. Hay otro tamaño de placa de base, que es el eATX, mucho más grande que las placas base ATX estándar.

Al ser de un tamaño mucho más grande que la original, la mayoría de usuarios la evitan. Pero, con un tamaño mayor también vienen más funcionalidades. Elige a qué cosas no te importa renunciar y cuando vayas a comprar una placa base, mira siempre una caja en la que la puedas encajar bien.

2. Socket. ¿Te has fijado en la palabra “socket” seguida de un número a su lado cuando vas a comprar una placa base? Cada placa lo tiene porque significa que sólo soporta ese tipo de socket de procesador.

En el caso de los procesadores Skylake t Kaby Lake, por ejemplo, usan el socket 1151. Por tanto, necesitas una placa base que soporte ese socket, de forma que puedas usar los últimos procesadores del mercado.

3. DIMM/RAM. Lo siguiente que tienes que mirar es sus ranuras RAM o DIMM. Normalmente depende del tamaño de placa base que vayas a comprar. En las placas ATX estándar, normalmente tendrás 2-4 ranuras para RAM. En las mATX y mITX, normalmente tendrás sólo dos ranuras DIMM, aunque algunas placas mATX vienen con cuatro.

Házte con una como tantas sea posible, pero al menos busca una placa base que tenga cuatro ranuras para RAM. Aunque vayas a comprar sólo una o dos módulos de memoria RAM por ahora, tener ranuras RAM adicionales te permitirá añadir más en el futuro.

4. Puertos SATA y M.2 Ports. El almacenamiento, como los HDD o los SSD, también son importantes en un ordenador. Por lo tanto, necesitas puertos SATA suficientes para conectar todos los que requieras. Para cada dispositivo de almacenamiento, necesitarás un puerto SATA.

Por ejemplo, supón que tienes tres HDDs y un SSD. Entonces necesitas un total de 4 puertos SATA disponibles. Si realmente quieres tener un mejor rendimiento, querrás tener un SSD M.2. Si vas a comprar uno, asegúrate de comprobar que la placa base que elijas lo soporta, y si cuenta con las ranuras apropiadas.

5. Ranuras PCIe. Como estamos hablando de placas base gaming, querrás una tarjeta gráfica dedicada para disfrutar de los increíbles gráficos de los juegos modernos. En ese caso, necesitarás una placa base que tenga suficientes ranuras PCI Express.

Normalmente, necesitas un PCIe x16 para la tarjeta gráfica principal, y si quieres una configuración con múltiples gráficas, entonces necesitarás más ranuras PCI Express. También verás que las ranuras PCI son más pequeñas. Normalmente se usan para otras cosas, como las tarjetas de sonido, los adaptadores Wi-Fi, etcétera.

6. Puertos USB. Hoy en día vivimos en un mundo en el que los puertos USB son altamente beneficiosos. Usamos discos duros externos y unidades USB; además, la mayoría de periféricos gaming actuales requieren puertos USB en lugar de los ya difuntos puertos PS/2. Por fortuna, las placas base Kaby Lake ofrecen suficientes puertos USB. La mayoría de ellas ofrecen al menos 6 puertos USB, pero hay placas gaming como las Z170 que ofrecen 10 o más.

7. Durabilidad. Las placas base son muy importantes porque albergan las tarjetas gráficas, los procesadores y muchas otras cosas que tu ordenador necesita para funcionar. Si la tarjeta gráfica muere, el resto de componentes de tu PC gaming no funcionarán.

La durabilidad es por tanto otro factor a considerar a la hora de comprar una placa base gaming. Normalmente, los fabricantes de placas base ya usan piezas duraderas en la construcción de sus productos, por lo que no tienes que preocuparte mucho por su durabilidad. Pero si quieres una placa base que pueda durar más de tres años, es mejor mirar las especificaciones para comprobar si está fabricada con materiales altamente robustos.

8. Funcionalidades Extra. Y, por último, seguramente quieras contar con una placa base que tenga montones de funcionalidades extra. Normalmente, las placas base gaming tienen buenas soluciones de sonido incorporadas, y hay placas que también son perfectas para overclockers. Aunque todas ellas son totalmente opcionales, querrás tener una placa base con un montón de funcionalidades que siempre son bienvenidas.

Conclusión

Las placas base para “gaming” siempre suponen el complemento perfecto y necesario para los PC dedicados al “gaming”, ya que son la casa donde habitan todos los componentes importantes de tu equipo. Lo que las hace diferentes respecto al resto de placas base estándar es que estas proveen a sus usuarios de características que no están incluidas en las placas base normales.

Personalmente, me encanta el hecho de que el precio de las placas base para “gaming” estén hoy en día al alcance de todos los bolsillos. En tiempos pasados, si hablábamos de este tipo de placas base, era imposible encontrarlas por precios que no fueran elevados. Hoy en día existen placas base para “gaming” que pueden satisfacer las necesidades de cualquier usuario, ya seas un amante del “overclocking” o un entusiasta de la apariencia de tu equipo, o simplemente si deseas encontrar un buen producto a un precio asequible.

Espero que este artículo te ayude a decidirte acerca de que placa base comprar. Comprendo que no todos vosotros vais a estar de acuerdo con mis recomendaciones en este texto. Si este es el caso, sentiros libres de hacer vuestras propias recomendaciones, en los comentarios, en torno a vuestras preferencias acerca de las mejores placas base para “gaming”. Ahora vuelve atrás para echarle un vistazo a la lista y elegir la mejor placa base para “gaming” entre nuestras opciones preferidas.

Lee mas:
Ratones Gaming
Silla para Gaming
Monitor para Gaming

Start a Conversation

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *