La seguridad VPN es un gran asunto– ¿Cómo mantenerte a salvo?

La privacidad ha sido siempre una de las principales preocupaciones de los usuarios de internet. No solamente los criminales o las parejas infieles se preocupan de que sus comportamientos puedan ser rastreados a través de la red–prácticamente todo el mundo tiene razones lo suficientemente legitimas para querer mantener su información alejada de las mirada ajenas.

Piensa en esto – hoy en día, usamos internet para una gran cantidad de cuestiones que pueden resultar altamente sensibles, desde comprobar el balance de tus cuentas bancarias a compartir fotos de nuestros niños. Hay un MONTÓN de información que no queremos que caiga en manos extrañas.

Y te aseguramos que hay muchísimas ‘manos extrañas” que continuamente intentan hacerse con información privada de usuarios privados como tú.

La mayoría de nosotros solemos acceder a internet a través de nuestro proveedor de internet “Internet Service Provider”, o ISP. Estos proveedores se centran en proveerte la conexión a internet, pero no se toman muchas molestias en cuanto a la seguridad de esta.

De hecho, muchos ISP monitorean activamente tu actividad “online”. Sabemos que esto suena un poco espeluznante.

¿Cuál es la solución? Para un número de personas cada vez mayor, la respuesta a esta pregunta son las redes VPN, o “Redes Privadas Virtuales”. Estos son servidores privados que te permiten conectarte a internet sin que exista la posibilidad de que tu comportamiento este siendo escrutinado por ojos indeseados.

Estas también te permiten falsear tu localización, lo que te garantiza el poder acceder a contenidos de ciertas páginas que no serían accesibles al intentar acceder a estos desde ciertos lugares del mundo.

¿Cómo funcionan?

Los servidores VPN te permiten conectarte a internet desde una conexión encriptada. Esto es muy importante por diferentes razones, entre otras, porque bloquea tu actividad desde una conexión ISP.

De hecho, para alguien que mire desde afuera, parecerá que tu estas accediendo a internet a través de una ISP totalmente diferente, a menudo ubicada en otro país. Esta es la razón por la que es posible acceder a cierto tipo de material específico ubicado solamente para el visionado en algunos países.

El hecho de que la conexión este encriptada, hace que resulte imposible para cualquier hacker u otros el poder seguir y rastrear tu comportamiento al navegar.

¿Por qué adquirir una?

Existen un montón de razones por las cuales resulta recomendable adquirir una VPN, la mayoría de expertos del mundo están recomendando encarecidamente la adquisición de una, llegando a recomendar el abstenerse de navegar si no tienes una VPN disponible. Obviamente, los candidatos ideales para los que las VPN están dirigidas, son los residentes en aquellos países donde el uso de internet se encuentra estrictamente regulado.

En China, por ejemplo, es imposible acceder a muchas redes sociales y algunos contenidos online no se encuentran disponibles a no ser que uses una red VPN. Para los usuarios que se encuentran en países con políticas más liberales, también existen un montón de ventajas que puedes obtener al cambiar tu localización.

Netflix se ha caído reciente de las rede VPN usadas por algunos usuarios, restringiendo el acceso a sus contenidos a menos que deshabilites tu VPN, pero en el pasado, esta era una manera genial de que, por ejemplo, espectadores residentes en Alemania, pudiesen acceder a los programas que solo se encuentran en la versión estadounidense del gigante de contenidos “streaming”.

Muchas otras páginas y servicios todavía permiten ser usadas con redes VPN, por lo que los usuarios pueden acceder a contenidos o áreas que normalmente estarían fuera de su alcance.

Otra de las grandes razones por las que usar redes VPN es la seguridad. Para los hackers resulta bastante común el comprobar y monitorear la actividad online de algunos usuarios, las encriptaciones de las redes VPN previenen que esto pueda ocurrir. Si estas preocupado por el hecho de que tu ISP pueda estar vendiendo tu información a compañías de marketing o incluso a organizaciones más oscuras, debes de saber que una red VPN pueda acabar con esto.

¿Has usado alguna vez una red WiFi pública? Si has hecho esto sin una buena VPN, debes de saber que has corrido un gran riesgo. Las redes WiFi públicas, son el lugar perfecto para que algún hacker pueda acceder a lo que estés haciendo, incluso llegando a infectar tu ordenador con malware. Una VPN redirecciona y encripta tu conexión, por lo que esencialmente, no te encontrarás navegando a través de una red pública sin protección

Algunas cosas a tener en cuenta

A pesar de que las redes VPN pueden suponer una mejora increíble en la seguridad de tu dispositivo, siempre que estas sean usadas correctamente, estas también pueden acarrear algunos riesgos e incluso ser peligrosas en el caso de ser usadas de forma incorrecta.

Las redes VPN gratuitas son particularmente poco fiables. Existen muchas de este tipo, algunas de las cuales se aprovecharan de tu desconocimiento o ingenuidad. Muchas de estas te utilizaran como una “marioneta”, ya que otros usuarios utilizando el mismo servicio VPN, estarán accediendo a internet con tu dirección IP.

Para ser claros, cada vez que accedes a una VPN de este tipo, estarás utilizando la dirección IP de otra persona. Al existir muchas redes VPN gratuitas, puedes llegar a convertirte en una de esas direcciones utilizadas para esconder el comportamiento de una tercera persona.

Lo cual no supondría un problema, siempre que esta persona usando tu dirección no este cometiendo algún tipo de delito.

Algunas de estas redes VPN mantienen un cierto registro de tu actividad. En la mayor parte de los casos esto no supone un problema, y los registros son solo objetivos de acceso e investigación en el caso de que haya una sospecha de que algún tipo de actividad ilegal se está produciendo. Sin embargo, si la privacidad es una de tus prioridades, resulta pertinente saber exactamente como se está comportando tu red VPN.

Incluso algunas de las redes VPN menos honradas (normalmente estas suelen ser algunas de las que se ofrecen de forma gratuita) pueden llegar a reunir información acerca de tu comportamiento online con la intención de venderla a diferentes firmas de marketing.

Las VPN también ralentizan ligeramente tu equipo. Esto se debe a que la encriptación de tu dirección demanda potencia extra de tu procesador, por lo que si tu equipo es antiguo, quizás esto sea un inconveniente relevante para ti.

En realidad, la mayoría de posibles problemas pueden ser evitados al adquirir y pagar por una red VPN fiable. Normalmente estas resultan bastante asequibles, por lo que no existe ninguna buena razón para decidir usar los servicios gratuitos, sin embargo, como hemos visto antes, si existen muchas razones para intentar evitarlos.

Avast’s SecureLine VPN es una opción muy buena, los precios están en torno a los $59.99 anuales. El dinero que te puedes gastar en una o dos cervezas mensualmente, – si lo miras desde esta óptica no parece una mala opción teniendo en cuenta los beneficios.

Por un poco más de dinero, podrás ampliar la cobertura hasta a 5 dispositivos más. Avast VPN se encuentra dentro de un paquete de seguridad, el cual te ofrece una protección integral por la mitad del precio que te costaría el comprar cada producto de forma individual.

Te recomendamos que seas sabio y que decidas protegerte eficazmente, prevenir antes que curar. Nunca sabes quién puede estar observándote…

Lee mas:
Mejor VPN Gratis

Start a Conversation

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *