Como maximizar el rendimiento y la vida útil de tu SSD; Evita estos 7 errores

SSDLos SSDs están robándoles gradualmente el mercado a los HDDs. Muchos de los debates y confusiones giran entorno al tema de cómo maximizar el desempeño y la vida útil de tu SSD. La mayoría de los nuevos compradores de SSDs vienen del mundo de los discos duros (HDDs). A estos usuarios en transición les gusta seguir los pasos de mantenimiento que usaban para su HDD para su SSD. Desafortunadamente, si haces esto terminaras dañando tu SSD mucho antes de que su tiempo vida útil haya transcurrido.

De hecho, hay algunos conceptos contrastantes entre los SSDs y HDDs con respecto al mantenimiento y ciclo de vida. Por ejemplo, era recomendable realizar desfragmentaciones frecuentes para aumentar el rendimiento de los HDDs. Si haces lo mismo con tu SSD, terminarás degradando el tiempo de vida útil de la unidad. Aunque la mayoría de estos tips aún son discutidos acaloradamente, traté lo mejor que pude para explicar todo sobre estos conflictos sin meterme mucho en los aspectos técnicos.

Antes de comenzar, actualiza el firmware de tu SSD

El firmare del SSD es el cerebro de la unidad, fungiendo como la interfaz entre el hardware de tu computadora y tu unidad. Este pedazo de código se encargará de la corrección de errores, el TRIM y otras funciones de la unidad. Ya que el SSD es una tecnología relativamente nueva, los fabricantes están tratando de mejorar el firmware diariamente al corregir bugs, mejorar la compatibilidad y otros problemas de desempeño.

Es muy crítico asegurarte que el firmare de tu SSD es la versión más reciente al momento de instalarlo en tu computadora. Será una tarea tediosa actualizar el firmware una vez que ya lo has instalado y has copiado todos tus datos en él. A veces puede haber una falla de unidad debido a los conflictos entre nuevo firmware y hardware viejo en tu computadora.

SSDUna vez que hayas comprado el SSD, lo primero que tienes que hacer es conectar tu SSD usando un cable USB o SATA a tu computadora para realizar la actualización del firmware con ayuda del software del fabricante.

No desfragmentes el SSD

Los HDDs convencionales tiene un mecanismo giratorio con un cabezal que localiza y recupera los datos solicitados del disco. Si los datos en el HDD están esparcidos por todo el disco, el HDD necesita girar más y por ende tardar más tiempo para encontrar la información solicitada. Al desfragmentar el disco, se reúne toda la información en un solo lugar para mejorar el rendimiento y velocidad de lectura de la unidad.

En el caso de los SSDs, no hay partes mecánicas giratorias para leer o escribir datos. Los SSDs funcionan con circuitos lógicos basados en pulsos eléctricos para leer y escribir datos. A contrario de los HDDs, los datos en el SSD son almacenados en bloques que pueden estar dispersados por todo el disco y aun así la unidad tardará el mismo tiempo para encontrarlos.

Además estarías sobrecargando tu SSD al desfragmentar la memoria. El proceso de desfragmentación está exigiendo un esfuerzo extra al disco y esto hace que este se degrade, afectando y reduciendo la vida útil de la SSD. Las últimas versiones de Windows y MAC OS, son capaces de detectar que tipo de disco está instalado en su sistema. Pudiendo desactivar la desfragmentación automática.

Habilitar o no el TRIM en nuestra SSD

Antes de contestar esta pregunta, deberíamos tener una idea aproximada de lo que es el TRiM. Un comando Trim (comúnmente conocido como TRIM) permite que un sistema operativo informe a un disco duro en estado sólido (SSD) acerca de que bloques de datos no están considerados en uso y pueden ser borrados internamente. Trim fue introducido poco después de la aparición de las memorias SSD. (Wikipedia)

SSDEsta función depende de varios factores como el sistema operativo, el “Firmware” y el fabricante del dispositivo, la respuesta puede ser afirmativa o negativa. Por ejemplo, si estas utilizando una memoria SSD antigua en Windows XP, dependerás de un software Trim adicional; de otra forma, el funcionamiento se ira degradando poco a poco haciendo que tus datos innecesarios acaben por generar un auténtico caos en tu memoria.

Pero las memorias SSD modernas incorporan su mecanismo de colección y gestión de basura. Podrán recolectar toda esta basura en forma de datos al encontrarse en modo inactivo. En estas unidades, el “firmware” es capaz de controlar el TRIM por sí mismo. Además, si dispones de las últimas versiones Windows o MAC estas se harán cargo del TRIM por sí mismas, por lo que no necesitaras preocuparte.

No borres tu SSD

Los discos mecánicos HDD tienen sectores marcados lo que significa que aunque un usuario utilice el comando de borrado, la información no desaparece completamente del dispositivo. La información almacenada en estos sectores específicos puede ser recuperada de forma sencilla siempre que utilicemos la herramienta de recuperación adecuada. Un software de borrado de información sobrescribirá 0s y1s en estos sectores del HDD para asegurarse de que la información ha sido borrada totalmente, evitando que la información pueda ser recuperada.

Todos los SSD, OS o firmware, trabajan con la asistencia de TRIM. Cuando realizas un borrado en SSD, el OS o firmware, forzará al SSD a borrar la información con el comando TRIM, lo que hará que la información sea borrada definitivamente y sea irrecuperable. Si utilizas algún software de borrado en SSD, este seguramente reducirá la vida útil de tu dispositivo, ya que el programa de borrado escribirá en el espacio vacío de tu SSD con 1s y 0s, consumiendo un ciclo completo de escritura para llevar a cabo la operación.

No utilices toda la capacidad de memoria de tu SSD

Las SSD pueden sufrir ciertos problemas de rendimiento si continuamos escribiendo información en estas cuando su capacidad está casi llena. Es de lógica, cuando tienes mucho espacio disponible, resulta fácil escribir nueva información e las celdas libres. Sin embargo, si la tarjeta está llena, las SSD necesitan buscar las celdas que están parcialmente llenas y mover algunos de los datos a la memoria cache, escribiendo de nuevo en el disco. Esto propiciara que la velocidad del dispositivo se reduzca progresivamente, sobre todo si consideramos que los archivos van a tener un tamaño expresado en MBs.

La mejor opción es tener reservado un 25% del espacio y utilizar solamente 75% restante para de esta manera mantener un buen balance entre el espacio libre y el rendimiento del dispositivo.

No utilices discos SSD para archivos muy pesados

No resulta conveniente utilizar tus SSD para pesados archivos multimedia como películas y otro tipo de archivos similares. Esto se debe principalmente al hecho de que escribir en tu SSD archivos muy grandes hará que consumas rápidamente tu cuota de ciclos de escritura, por lo que la vida útil de tu dispositivo se reducirá considerablemente.

Además, este tipo de archivos no necesitan la alta velocidad ofrecida por las SSD. Al reproducir películas, no te darás cuenta de la diferencia de velocidad entre una HDD y una SSD.

Deshabilitar hibernación en Windows

Windows crea un archivo y escribe una memoria OS completa en ese archivo cada vez que tu sistema Windows comienza a hibernar. En el caso de que estés utilizando una memoria SSD, el hecho de que Windows inicie la hibernación puede suponer una sobrecarga para tu SSD y degradar su vida útil.

Consejos extra para cuidar tu SSD

La lista anterior te ha mostrado los principales consejos que debes aplicar para cuidar tu memoria SSD. Sin embargo, merece la pena mencionar algunos más.

Haz que tu HDD se encargue de los archivos temporales

Tu sistema y navegadores están escribiendo archivos temporales cada vez que realices alguna actividad con estos. Debido a la alta frecuencia con la que estos archivos son creados, esto puede suponer un obstáculo adicional para el funcionamiento de tu SSD. Si estas utilizando dos unidades de disco en tu PC, es recomendado que configures el sistema para que los archivos temporales vayan a parar al HDD. Para realizar esto deberás configurar individualmente cada aplicación, desde Explorer, gimp u otras, para que escriban sus archivos temporales en el disco HDD.

No hagas Pagefile en SSD.

“Pagefile” escribirá entre 2 y 4 GB, dependiendo del tamaño de tu memoria RAM. Si utilizas un disco SSD como localización para tu “Pagefile”, esta degradará la vida útil de tu dispositivo. Es mejor desactivarla o, en caso de que cuentes con dos discos, mover su localización al disco HDD.

Desactiva Indexación

Los discos SSD son muy rápidos de por sí y no necesitan, como los HDD, utilizar la indexación para encontrar los archivos que estás buscando.

El mejor consejo es mantener en tu disco SSD tanto tu sistema operativo como las aplicaciones que utilizas frecuentemente. Si tienes un portátil o un ordenador que incorpora discos HDD y SSD, deberás configurarlo para que el HDD aparezca como disco secundario, reservándolo de esta manera como almacén general de tu equipo donde guardar archivos pesados y multimedia.

Lee mas:
Mejor SSD
Acelerar Windows 10
Mejores programas para acelerar PC
PCIe vs SATA SSD

One comment

  1. Desfragmentar ocacionalmente una memoria ssd aumenta su expectativa de vida. Como saben los discos SSD solo pueden grabarse un determinado numero de veces y luego dicho sector comienza a fallar. El mismo disco intenta maximizar la vida útil reescribiendo siempre secciones diferentes del disco, salvo que contenga información (por ejemplo los archivos instalados con el sistema operativo, office, etc). Y es aquí donde una desfragmentación cumple sentido, al desfragmentar los archivos que han siempre estado en un solo sector del de la memoria, se reacomodan en otra parte, dando la oportunidad a esos sectores que han estado meses sin reescribirse la posibilidad de estar disponibles. A la larga esto aumenta la espectativa de vida del mismo. Una desfragmentación una vez al año es suficiente.

Join the Conversation

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *