Monitor OLED de PC 2018 – ¿Qué los está retrasando tanto?

Monitores Los monitores OLED de PC son uno de los productos más buscados por gamers y entusiastas por la excelencia que prometen en vivacidad, contraste y eficiencia. Pero resulta que las búsquedas de estos productos se muestran infructuosas, especialmente después de que Dell rompiera nuestros corazones al cancelar el UP3017Q, un panel OLED de 30 pulgadas y 120Hz OLED con una perfecta cobertura de gamas y un tiempo de respuesta de 0,1ms.

Actualización 17 de enero de 2018: El Dell UP3017Q ha sido retirado de nuevo de la venta en la página web de Dell. Seguimos esperando a que Dell haga aparecer de nuevo a este producto altamente demandado.

Es realmente decepcionante para los entusiastas de los PCs que aún no tengamos monitores OLED para PC a pesar de verlos a diario en aparatos como tablets, teléfonos móviles e incluso TVs, que es el tipo de producto más cercano a una pantalla de sobremesa. ¿Pero qué es lo que está manteniendo a estos productos alejados de nuestras manos?

El Dell UP3017Q fue una esperanza pionera que podría haber abierto el portal de los monitores gaming OLED para PC. Desde que fue cancelado, y hasta ahora, no ha habido anuncios con respecto a lanzamientos con este tipo de panel de ningún fabricante, y la espera se ha convertido ahora en fastidio para los expectantes compradores. Así que la pregunta del millón es: ¿cuándo podemos esperar que los monitores OLED para PC estén disponibles?

Monitores

Coste – El gran obstáculo

Cualquier gadget con la etiqueta de OLED es mucho más caro que sus equivalentes LDC. Aunque tiene ventajas en cuanto a rendimiento, la principal razón de esta diferencia de precio entre los dos es la tasa de rendimiento de fabricación. Cuando la tecnología OLED estuvo disponible, las tasas de producción eran desalentadores, porque los fabricantes sólo eran capaces de fabricar así uno de cada diez paneles.

Con los años, la industria superó y mejoró esa tasa desde un diminuto 10% a alrededor del 50%, lo que ya es una enorme mejora. Pero ese número sigue sin estar cercano a las maduras tasas de los paneles LCD, que superan hoy en día el 90%.

El coste de cada panel fallido se traslada al resto de unidades que sobreviven de ese lote, haciendo que cada uno sea dos veces más caro si tienes una tasa de éxito del 50%. Esta es la principal razón por la que el sector de los móviles disfruta de pantallas OLED, ya que es más barato gestionar una unidad defectuosa de 5 o 6 pulgadas que un módulo de 24 o incluso de 32 pulgadas que serían malgastadas.

Por otro lado, los televisores son incluso más grandes de lo que serían los monitores OLED para PC, pero incluso esos dispositivos domésticos vienen a menudo con paneles OLED. Aunque la tasa de producción permanezcan en el 50%, el mercado de las TV sigue siendo muy lucrativo, ya que supone una gran parte del mercado de las pantallas digitales. Los fabricantes pueden recuperar rápidamente sus pérdidas vendiendo de forma masiva, en comparación con los monitores para ordenador, que sólo suponen una fracción del total de ventas.

Evidentemente, estas grandes compañías priorizan aquello que les proporcionará mayores beneficios y seguridad en términos de retorno de la inversión. Los compradores de TV están normalmente más dispuestos a pagar grandes cantidades por los últimos dispositivos que colocarán en sus salones o dormitorios, por lo que los entusiastas de los PC permanecen en el punto más lejano de la línea.

Monitores

Burn-In/Cambios de color – El principal fallo de los monitores de PC OLED

La retención de imagen o burn-in es un defecto por el que el ghost o imagen fantasma de una imagen de alto contraste persiste junto con cambios de color en la pantalla. Este problema está provocado por imágenes estáticas que se muestran durante demasiado tiempo. Ejemplos de ello son los documentos o imágenes que permanecen mucho tiempo en pantalla mientras los editamos.

Al tender los elementos RGB en los paneles OLED a deteriorarse en diferentes grados, el cambio de color también aparecerá pronto. Este fallo se hace aparente cuando tu pantalla empieza a amarillear o cuando algunas áreas de la pantalla se vuelven suaves o lavadas.

Los monitores OLEd para PC sufrirán mucho estos problemas, ya que normalmente los usados del modo arriba descrito. Imagina que estás editando una fotografía durante horas en una pantalla OLED, o si estás trabajando intensamente en procesar documentos para tu empresa. Los juegos no deberían tener este problema, ya que la mayor parte del tiempo las imágenes están siempre fluyendo y cambiando cada segundo.

La principal razón por la que el OLED prolifera en los dispositivos móviles y TVs es que raramente pasan por las situaciones que hemos comentado. Los teléfonos tienen una función de ahorro de energía por la que la pantalla normalmente se apaga si no se usa durante un minuto o incluso unos segundos, mientras que las TVs muestran imágenes en movimientos, como películas o programas.

Soluciones al dilema del OLED

En cierto momento, Samsung y DuPont crearon un método que prolonga la vida útil de los píxeles azules de un panel OLED de 14.000 a 60.000 horas. Este resultado se consigue pulverizando el material orgánico en el sustrato al tiempo que se alteran las moléculas ligeramente para permitir que cada píxel RGB se degrade a un ritmo similar. Este proceso redujo los costes de fabricación y los materiales desechados y brindó una bajada sustancial de los precios.

Fabricantes como Sony y Panasonic están intentando solucionar el problema de los monitores OLED para PC usando el diseño Super Top Emission, que el diseño de un píxel RGB y filtros de color. Estos grupos afirman que su técnica mejora la precisión de color y la eficiencia general, pero aún tienen algunos problemas por resolver.

LG, por su parte, está intentando un método diferente, aumentando la inversión para incrementar su capacidad de producción. Su método preferido, la tecnología WRGB-OLED, es la solución más esperanzadora hasta el momento. WRGB usa filtros de color sobre tres capas orgánicas a nivel de subpíxel con una cuarta capa exclusiva para la luz blanca pura. Este diseño mejora la eficiencia de iluminación para prolongar la vida útil de un panel.

La otra solución que encontramos es la tecnología QLED (Quantum Dot Light Emitting Diode), una alternativa no orgánica enteramente diferente a la retroiluminación de Quantum Dot o Punto Cuántico que vemos en los últimos productos de Samsung. Conocedores del sector afirman que Samsung va a dejar por completo el desarrollo OLED para impulsar el QLED y comercializarlo en 2019. Si quieres saber más sobre esta tecnología, puedes leer más sobre ella aquí mientras alcanza un desarrollo más extenso.

Reflexiones

Esta dificultar de no tener aún monitores OLED para PC es ciertamente una difícil situación. Todavía no podemos saber cuándo las compañías que trabajan en el desarrollo de esta tecnología tendrán por fin éxito, ya que hasta ahora esta técnica ha sufrido revés tras revés.

La cancelación del monitor OLED para PC Dell UP3017Q dice mucho sobre cómo se está desarrollando esta tecnología hasta ahora. Según algunas fuentes, Dell canceló este producto por completo debido a que no podían hacer frente al problema de la degradación, a pesar de trucos como el cambio de píxeles. Para algo que costaría un ojo de la cara, debería ser un producto perfecto. Pero tristemente, este no fue el caso.

Si los monitores de PC tuvieran una cuota del mercado de pantallas de al menos la mitad del segmento que representan las TVs, tal vez los fabricantes asumirían el riesgo y lanzarían productos para satisfacer a aquellos dispuestos a pagar ese precio premium. Pero a diferencia de los televisores, tanto los usuarios de ordenadores entusiastas como los normales suelen usar sus pantallas entre tres y cinco años antes de reemplazarlos, mientras que las TVs y los teléfonos se renuevan cada año o cada dos.

Algunos ya se han rendido totalmente en cuanto a los monitores OLED para PC, y en su lugar confían en los avances de los paneles IPS, que de hecho han recortado distancias bastante en los últimos años. Así que para responder a la pregunta que este artículo trata de responder de forma tan precisa como sea posible, posiblemente veremos monitores OLED o su alternativa no orgánica QLED en un tiempo de entre dos a cinco años si los fabricantes e investigadores consiguen avances pronto, o de otra forma estos productos tecnológicos podrían considerarse como obsoletos o como un concepto a punto de morir.

Nota: Si estás interesado en tener un monitor OLED, echa un vistazo al Asus PQ22UC, que está diseñado con conectividad para USB-C y portabilidad, haciéndolo ideal para tu MacBook Pro o modelos similares. El precio y la fecha disponibilidad aún no han sido anunciados, pero puedes saber algo más de esta pantalla OLED aquí.

Start a Conversation

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *