¿Vale la pena actualizar a un SSD?

Si estás considerando comprar un SSD (Solid State Drive) para tu ordenador portátil o de escritorio, hay algunas cosas importantes que deberías tener en cuenta antes de tomar la decisión. Generalmente, para aquellos que no saben, las unidades de estado sólido son discos duros que no poseen partes móviles. Estos discos son muy parecidos a las tarjetas de memorias usadas en, por ejemplo, cámaras digitales. La falta de partes móviles permite a la información ser transferida a velocidades mucho más rápidas cuando se comparan con las de un disco duro tradicional.

Algunas personas piensan que es caro y están reacias a comprar, inconscientes de la mejora que pueda traer a su computadora. También puedes pensar que una capacidad de 256GB o 128GB no es suficiente para todos tus archivos y programas. Sean cuales sean tus preocupaciones, aquí hay algunas cosas que debes saber acerca del SDD (Solid state drive).

1. Expectaciones de Rendimiento Rápido

Cuando actualices tu actual ordenador portátil o de escritorio con un SSD, notarás muchas mejoras en el rendimiento de inmediato. Los arranques serán mucho más rápidos que antes, especialmente si estás corriendo Windows 7 u 8. Los archivos o programas se cargarán y arrancarán más rápido y cualquier búsqueda de archivos mostrará resultados mucho más rápido también. También puede que notes una baja en el sonido ya que las unidades de estado sólido no poseen partes móviles.

A largo plazo también te darás cuenta de que el SDD usa menos poder que un disco duro convencional. Si esta actualización es para una laptop, esto significa mayor vida en la batería de tu laptop. Nada ha hecho más por el rendimiento de una computadora en los últimos 5 años que el SSD.

Sin embargo, generalmente hablando, actualizar a un SSD no cargará sitios web más rápido o hará los gráficos de un juego más suaves. También tendrá poco efecto en cualquier renderización que puedas estar haciendo.

En general, el SSD será brindará una enorme mejor de rendimiento en tu PC cuando sea comparado con un disco duro tradicional.  Leer Más:
El Ordenador va muy lento y se bloquea? Soluciones para optimizar el PC

2. Migración de las Aplicaciones y le Sistema Operativo

Si estás actualizando a un SSD, entonces tendrás que echar un vistazo a la migración de tus aplicaciones, así como de tu actual sistema operativo. Algunas unidades de estado sólido tienen software de migración o clonación de discos, un software que migra o clona tu sistema operativo. Sin embargo, si puedes evitar ir por esta ruta, sería mejor. Mover toda tu información sin instalar varios programas adecuadamente puede causar problemas a tu computadora. La forma ideal de ir es reinstalar el sistema operativo y luego reinstalar todos los programas importantes después de eso. La dificultad de esta tarea realmente depende de cuantos programas o archivos necesites restaurar al hacer una migración.

3. Los Precios se están Haciendo Más Razonables

Cuando los SSDs recién salieron al mercado, eran caros y por lo mismo se convirtieron en un producto que sólo los entusiastas podían comprar y beneficiarse de él. Sin embargo, con el tiempo, los precios han bajado, y muchas compañías desarrollaron SSDs de nivel consumidor que son más baratos y brindan un rendimiento sólido también. No me malinterpretes, un SSD es aún mucho más caro que un disco duro tradicional. Sin embargo, en este momento, un SSD de 256GB o incluso 512GB está dentro del rango de precios de muchos usuarios.

4. Limitaciones de Almacenamiento

Idealmente, 128GB deberían ser suficientes para un sistema operativo, junto con algunos juegos y programas clave. Si tienes el presupuesto, un tamaño más grande es definitivamente mejor ya que te permitirá almacenar más en este disco más rápido.

Realmente no necesitas almacenar multimedia como fotos, música o vídeos en el SSD. No notarás ninguna diferencia al arrancar programas o arrancar tu PC con archivos multimedia en un disco diferente, pero la velocidad de transferencia de archivos será un poco más lenta. Sin embargo, esta no es una razón para poner estos archivos en el SSD.

Conclusión

En general, si estás dispuesto a lidiar con la migración de tu Sistema Operativo, tus programas, y archivos, la actualización a un SSD definitivamente vale la pena. El SSD es uno de los mayores avances en el hardware informático en los últimos años y seguramente notarás una diferencia cuando hagas el cambio.

Start a Conversation

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *